lunes, 15 de diciembre de 2008

AUDITOR CONTRATADO POR EL ALCALDE BARDALES

SALIÓ DE LA OCI-PAITA POR IRREGULARIDADES

En la última Edición de El TALLÁN, 1ra. Quincena Agosto-2008, denunciamos que desde el mes de abril del 2008 el alcalde Jaime Bardales Ruiz contrató al CPC Domingo Mondragón Vásquez para que labore en el área de Auditoria Interna a jefaturaza por el CPC Teodomiro Gonzáles Cornejo. De buenas fuentes se sabe que este profesional (Mondragón) habría estado a cargo del órgano de auditoria de la municipalidad de Paita, de donde habría sido retirado por transgredir los principios que rigen las acciones de control en las entidades públicas del Estado. Específicamente a que su actuación no estaria guiada por el principio de imparcialidad. Hechos que serian de conocimiento de la Oficina Regional de Contraloría de la República - Piura. Trascendió por parte de un regidor de oposición que en sus manos ha estado el caso de la Obra Construcción del Puente Integración Sullana-­Bellavista tratando de justificar lo injustificable como en el caso de los adicionales de obra. Desde ya solicitamos que todo lo actuado por este profesional sea nuevamente revisado por una Comisión de Contraloría de la ciudad de Lima. Señores regidores búsquense un buen asesor para que formulen la denuncia sobre presuntos delitos cometidos en las obras públicas y pidan una comisión imparcial de Contraloría y que no prospere la "limpieza torcida" que pretendería hacer el auditor que contrata y paga Jaime BardaIes Ruiz.

Esta denuncia la hicimos cuando el Alcalde Bardales, en una "operación de cubrir puestos". contrató a profesionales de dudosa procedencia y ligados a gestiones cuestionadas en otra entidades del Estado ubicadas en la Región Grau. Allí tenemos el paso de Felix Ismael Núñez Peralta y Alfredo Boy Morán que siempre se rodearon de gente dispuesta al sistema de amarre en las obras, elaboración de expedientes técnicos deficientes y liquidaciones de obra con pagos sobrevalorados. Esta habría sido una de las razones por la que renunciaron los sub-gerentes de Estudios y Proyectos, el uno por las presiones que se le hacia en el caso de la obra Centro de Convenciones y el otro cansado ya que su función se limitaba sólo a firmar documentos y "expedientes amarrados". Averigüe usted la trayectoria del actual reemplazante para que no sufra más desengaños. En abril se contrató al CPC Domingo Mondragón Vásquez de quien se sabe ha realizado estudios de abogacía junto con la esposa del alcalde v la gerente municipal, Janet Angulo, en la universidad “Alas Peruanas”. Por eso no dudaron en contratarlo pese a su cuestionada trayectoria profesional como Jefe del órgano de Control - OCI en la Municipalidad Provincial de Paita. No olvidemos que Enrique Tantaypoma y el ex Alcalde de Paita Tay Ayon se encuentran procesados por presuntos delitos en contra del Estado y ambos han estado interviniendo en la obra inconclusa de la construcción del centro de convenciones de Sullana (no sería más apropiado denominar a esta obra “centro de coveniencias”). Por eso a Mondragón le dieron que revise dicha obra, porque Tay Ayón fue su jefe en Paita. Solicitaremos sus informes para evaluarlos y saber a quienes se responsabiliza.

El CPC Domingo Mondragón Vásquez actuó como AUDITOR en la Municipalidad Provincial de Paita desde el mes de junio de 1996 hasta febrero del 2008. Luego de 11 años, mediante resolución de Contraloría General de la República N° 062-2008-CG, se designa como jefe del órgano de Control Interno de la Municipalidad de Paita al Señor Enrique Arroyo Cielo en reemplazo del abogado y CPC Domingo Mondragón Vásquez a quien se le encontró responsable por incumplimiento de sus funciones en clara trasgresión de los principios que rigen las acciones de control y por su actuar dudoso y parcializado en muchos casos en que intervino personalmente. Pese a estos antecedentes que son de conocimiento público (Diario “Correo” 2007) el alcalde Jaime Bardales Ruiz, acostumbrado a rodearse de este tipo de profesionales, no dudó en suscribir el Contrato Nº 0122­2008/MPS-GAJ. de fecha 01/Abril/2008, el mismo que rige a partir del 24/Marzo/2008 por tres meses y un monto mensual de S/.2.500.00.

El CPC Domingo Mondragón Vásquez estuvo involucrado en el año 2001 en varios escándalos por haber percibido remuneraciones en por lo menos tres municipios distritaIes por "servicios de asesoria contable externa". Contratos que logró pese existir prohibición expresa en la Ley, utilizando su posición de auditor y con la presión de acciones de control como ocurrió en la municipalidad distrital de Pueblo Nuevo de Colan (Paita), San Juan de Bigote (Morropón) y Vichaval (Paita). Para ese entonces Mondragón Vásquez giro boletas de su empresa "Servicios Profesionales San Judas Tadeo". Es decir que en una acción conocida como "intimidación por función de cargo” obligaba a dichos alcaldes a que lo contraten condicionado a no iniciar procesos investigatorios y de control como Auditor de Contraloria de la República, en la jurisdicción de la provincia de Paita. Asimismo, fue denunciado por el Frente de Defensa del Distrito de San Lucas de Colán porque en un examen de Contraloría asesoró al entonces alcalde Luis Raymundo Dioses Guzmán quien estaba denunciado por presuntas irregularidades en la ejecución de obras públicas. El CPC Domingo Mondragón Vásquez intervino a instancias de contratos para hacer una labor de limpieza como pretende hacerlo en SuIlana con el aval y complacencia del jefe del órgano de control de la municipalidad de Sullana, el CPC Teodomiro Gonzáles Cornejo, quien por razones de moral y ética debió cuestionar su contratación para dicha área. Pero no lo hizo. Le cayó como anillo al dedo

Recientemente, se ha podido comprobar que el CPC Teodomiro Gonzáles con el CPC Domingo Mondragón Vásquez vienen desplazándose juntos en las movilidades alquiladas por la municipalidad provincial de Sullana a otros distritos, de la misma manera que Mondragón lo haciá con los distritos de Paita. Que coincidencia. En este caso se trataría de obtener contratos a través de interpósita persona actuando con más cuidado­ por elaboración de expedientes técnicos y liquidación de obras. En el año 2007 se le vio constantemente al auditor Teodomiro GonzáIes Cornejo desplazándose a los distritos de Querecotillo, Salitral, Miguel Checa, Ignacio Escudero, distrayendo sus labores principales como jefe del órgano de control de la municipalidad provincial de SuUana. Lo extraño de todo es que en estos municipios, luego de las visitas que hace el auditor Teodomiro GonzáIes aparece siempre firmando contratos de servicios por el economista Franklin Calle quien casualmente labora en la Oficina de INFOMUDE en el municipio de Sullana. Negocio redondo. ¿Quién dio la orden de arrebatar las resoluciones de alcaldía que iban a ser evaluadas por graves irregularices en la municipalidad? ¿Quién dio la orden para que se ataque físicamente a las personas que se encontraban recolectando firmas para su vacancia? En este caso fueron trabajadores contratados del movimiento político de Jaime Bardales Ruiz. Simple coincidencia. El alcalde está en su sexta faceta.

Este seria el modus operandi en que se verian envueltos la dupla Teodomiro Gonzáles Cornejo y el CPC Domingo Mondragón Vásquez. Razón por la cual, Gonzáles no intervino para impedir que contraten a Mondragón quien no reúne los requisitos morales y éticos requeridos para ejercer el cargo que obstenta. Se estaría utilizando la influencia y poder como jefe de control, conociendo las debilidades por parte de funcionarios y autoridades en los distritos para en acto de "intimidación" obtener beneficios de carácter personal a cambio de mediatizar v no señalar graves irregularidades en los informes de acciones de control, lo cual debe ser investigado por la Oficina Regional de Contraloría - Piura. Debe impedirse que se repita la historia de estos últimos años en que por presiones internas y externas las graves irregularidades se han ocultado, como consecuencia de la negligencia y corrupción en que los propios miembros del sistema de control se ven envueltos: Domingo Mondragón Vásquez es un botón de muestra. Los señores regidores cumpliendo su función de fiscalización deben solicitar se de por concluido el contrato que está dirigido a obstaculizar la objetividad e imparcialidad en las acciones de control en la Municipalidad de SuIIana. Una labor de Iimpieza grosera y descarada a instancias del alcalde Jaime Bardales Ruiz v la gerente municipal Janet Angulo Fuentes. Su retiro debe hacerse con acuerdo del Conceio Municipal.

El TALLAN, a pedido de nuestros lectores, se constituyó en la calle La Arena y San Juan en que se realizan trabajos a cargo de la constructora COICOSER en la obra de alcantarillado. La obra se encontraba abandonada por más de un mes convertido en un foco infeccioso por la presencia de aguas de los desagües. Funcionarios de la municipalidad distritaI de Bellavista informaron Que el responsable era el actual gerente de Obras Publicas Ingº. Luís Parodi Saravia, quien habría sido el responsable en la elaboración del expediente técnico con graves deficiencias motivo por el que el contratista paralizó la obra. Anotaron que se ha presentado denuncia ante el Ministerio Público. La empresa COICOSER bien gracias no dio la cara. Esperamos que los funcionarios judiciales actúen con imparcialidad, porque una funcionaria corrupta ha dicho que con dinero ellos controlan el poder judicial. No le den la razón. El buen juez debe dejar de lado cualquier interés más que el de aplicar con justicia la Ley. Luis Parodi Saravia seria el funcionario que en un diario reclamaba "Que los dejen trabajar antes que hacer críticas". Que tal caradura resultó ser este negligente funcionario premiado con un cargo que le cae ancho pero que esta engordando sus bolsillos. En este caso, de conocimiento público, el CPC Teodomiro Gonzáles y Jaime Bardales se han quedado mudos. como ellos no soportan los males olores que les importa.

Apañar inmoralidades y mentir al pueblo que lo eligió es su séptima faceta.

¿Pensarán que en Sullana todos somos entúpidos o qué?

domingo, 14 de diciembre de 2008

BIOGRAFÍA DE GABRIEL GARCÍA MÁRQUEZ

Gabriel José García Márquez nació en Aracataca (Colombia) en 1928. Cursó estudios secundarios en San José a partir de 1940 y finalizó su bachillerato en el Colegio Liceo de Zipaquirá, el 12 de diciembre de 1946. Se matriculó en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Cartagena el 25 de febrero de 1947, aunque sin mostrar excesivo interés por los estudios. Su amistad con el médico y escritor Manuel Zapata Olivella le permitió acceder al periodismo. Inmediatamente después del "Bogotazo" (el asesinato del dirigente liberal Jorge Eliécer Gaitán en Bogotá, las posteriores manifestaciones y la brutal represión de las mismas), comenzaron sus colaboraciones en el periódico liberal El Universal, que había sido fundado el mes de marzo de ese mismo año por Domingo López Escauriaza.
Comenzó su carrera profesional trabajando desde joven para periódicos locales; más tarde residiría en Francia, México y España. En Italia fue alumno del Centro experimental de cinematografía. Durante su estancia en Sucre (donde había acudido por motivos de salud), entró en contacto con el grupo de intelectuales de Barranquilla, entre los que se contaba Ramón Vinyes, ex propietario de una librería que habría de tener una notable influencia en la vida intelectual de los años 1910-20, y a quien se le conocía con el apodo de "el Catalán" -el mismo que aparecerá en las últimas páginas de la obra más célebre del escritor, Cien años de soledad (1967). Comprometido con los movimientos de izquierda, Gabriel García Márquez siguió de cerca la insurrección guerrillera cubana hasta su triunfo en 1959. Amigo de Fidel Castro, participó por entonces en la fundación de Prensa Latina, la agencia de noticias de Cuba. Desde 1953 colabora en el periódico de Barranquilla El nacional: sus columnas revelan una constante preocupación expresiva y una acendrada vocación de estilo que refleja, como él mismo confesará, la influencia de las greguerías de Ramón Gómez de la Serna. Su carrera de escritor comenzará con una novela breve, que evidencia la fuerte influencia del escritor norteamericano William Faulkner: La hojarasca (1955). La acción transcurre entre 1903 y 1928 (fecha del nacimiento del autor) en Macondo, mítico y legendario pueblo creado por García Márquez. Tres personajes, representantes de tres generaciones distintas, desatan -cada uno por su cuenta- un monólogo interior centrado en la muerte de un médico que acaba de suicidarse. En el relato aparece la premonitoria figura de un viejo coronel, y "la hojarasca" es el símbolo de la compañía bananera, elementos ambos que serían retomados por el autor en obras sucesivas.
En 1961 publicó El coronel no tiene quien le escriba, relato en que aparecen ya los temas recurrentes de la lluvia incesante, el coronel abandonado a una soledad devasta- dora, a penas si compartida por su mujer, un gallo, el re- cuerdo de un hijo muerto, la añoranza de batallas pasa- das y... la miseria. El estilo lacónico, áspero y breve, produ- ce unos resultados sumamente eficaces. En 1962 reúne algunos de sus cuentos -ocho en total- bajo el título de Los funerales de Mamá Grande, y publica su novela La mala hora.
Pero toda la obra anterior a Cien años de soledad es sólo un acercamiento al proyecto global y mucho más ambicioso que constituirá justamente esa gran novela. En efecto, muchos de los elementos de sus relatos cobran un interés inusitado al ser integrados en Cien años de soledad. En ella, Márquez edifica y da vida al pueblo mítico de Macondo (y la legendaria estirpe de los Buendía): un territorio imaginario donde lo inverosímil y mágico no es menos real que lo cotidiano y lógico; este es el postulado básico de lo que después sería conocido como realismo mágico. Se ha dicho muchas veces que, en el fondo, se trata de una gran saga americana. Macondo podría representar cualquier pueblo, o mejor, toda Hispanoamérica: a través de la narración, asistimos a su fundación, a su desarrollo, a la explotación bananera norteamericana, a las revoluciones, a las contrarrevoluciones... En suma, una síntesis novelada de la historia de las tierras latinoamericanas. En un plano aún más amplio puede verse como una parábola de cualquier civilización, de su nacimiento a su ocaso.
En la ceremonia del Nobel, viste con una guayabera caribeña blanca y lleva en la mano un rosa amarilla, símbolo de Colombia y su amuleto personal (Mercedes coloca cada día una en su mesa de trabajo). Elige como tema musical el Intermezzo interrotto de Bela Bartok. Su discurso de agradecimiento es un canto de amor a América Latina. Entre otras cosas dijo:

“Me atrevo a pensar que es esta realidad descomunal, y no sólo su expresión literaria, la que este año ha merecido la atención de la Academia Sueca de la Letras. Todas las criaturas de aquella realidad desaforada hemos tenido que pedirle muy poco a la imaginación porque el desafío mayor para nosotros ha sido la insuficiencia de los recursos convencionales para hacer creíbles nuestra vida. Éste es el nudo de nuestra soledad”.

Concluyó formulando un deseo: el de “una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra”.

Tras este libro, el autor publicó la que, en sus propias palabras, constituiría su novela preferida: El otoño del patriarca (1975), una historia turbia y cargada de tintes visionarios acerca del absurdo periplo de un dictador solitario y grotesco. Albo más tarde, publicaría los cuentos La increíble historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada (1977), y Crónica de una muerte anunciada (1981), novela breve basada en un suceso real de amor y venganza que adquiere dimensiones de leyenda, gracias a un desarrollo narrativo de una precisión y una intensidad insuperables. Su siguiente gran obra, El amor en los tiempos del cólera, se publicó en 1987: se trata de una historia de amor que atraviesa los tiempos y las edades, retomando el estilo mítico y maravilloso. Una originalísima y gran novela de amor, que revela un profundo conocimiento del corazón humano. Pero es mucho más que eso, debido a la multitud de episodios que se entretejen con la historia central, y en los que brilla hasta lo increíble la imaginación del autor.
En 1982 le había sido concedido, no menos que merecidamente, el Premio Nobel de Literatura. Una vez concluida su anterior novela vuelve al reportaje con Miguel Littin, clandestino en Chile (1986), escribe un texto teatral, Diatriba de amor para un hombre sentado (1987), y recupera el tema del dictador latinoamericano en El general en su laberinto (1989), e incluso agrupa algunos relatos desperdigados bajo el título Doce cuentos peregrinos (1992). Nuevamente, en sus últimas obras, podemos apreciar la conjunción de la novela amorosa y sentimental con el reportaje: así en Del amor y otros demonios (1994) y Noticia de un secuestro (1997). Ha publicado también libros de crónicas, guiones cinematográficos y varios volúmenes de recopilación de sus artículos periodísticos: Textos costeños, Entre cachacos, Europa y América y Notas de prensa.
Recientemente, la editorial Alfaguara ha publicado una completa biografía de Gabriel García Márquez, Viaje a la semilla, de Dasso Saldívar. Finalmente, a quien le interese la voz directa de García Márquez, podrá consultar el libro de entrevistas El olor de la papaya (1982). O, mejor aún, los sucesivos tomos que constituirían la extensa autobiografía del autor, Vivir para contarlo, cuyo ejercicio, según el propio García Márquez constituye, básicamente, una garantía para mantener "el brazo caliente" entre dos novelas.